Mensaje de Saana

Ya, he despertado

En este momento de quietud y silencio me siento muy agradecida por poder conectar con mi consciencia y poder sentir la presencia de esta materia física. He despertado y reconozco que todo el tiempo he sido yo esa experiencia eterna de la fuente infinita de Dios, el universo y todo. Me siento más consciente cada momento y enfocada en la esencia de mi ser. Es como si algo en mí que es más allá de estas palabras se hubiese trasformando internamente. Puedo escuchar la voz de mi espíritu, clara y transparente. Suavemente me lleva de la mano y me mantiene alineada con mi vórtice, en ese espacio en el tiempo donde soy esa vibración infinita de Dios. Dejo todo en manos de Dios y el amor divino simplemente fluye hacia mí. Con cada suspiro estoy creando abundancia de amor, tranquilidad dentro de mi luz brillante que, como una vela, se extiende tan lúcida, radiante y continúa iluminando mi vida.

Este estado de conciencia es la conexión dentro de mi corazón y es el lugar donde encuentro esa fe de saber y estar en esa magnífica presencia de Dios, donde todo es perfecto y está bien. Sabiendo que todos somos parte del mismo jardín, floreciendo y creciendo hacia etapas superiores de consciencia, para sentir la felicidad plena y comprender que Yo Soy es todo lo que hay; ha hecho florecer estos hermosos pétalos de mi corazón, dándole un sentimiento profundo de vida a mi ser donde realmente no existen palabras para expresar estos sentimientos, sino una plenitud de gratitud más allá de esta existencia. Como la luz de la verdad, se despliega frente a mis ojos y es ahora que puedo ver sus hermosos colores que son el reflejo del amor de Dios.

Este momento de consciencia y paz interior me lleva a una sensación de tranquilidad y a una profunda sencillez de saber que soy todo y al mismo tiempo, no soy nada especial, simplemente SOY UNA con TODOS.

Y es con una profundidad de abundante luz y amor que quiero agradecerles a todos por ser parte de la Luz de Saana. Desde lo más profundo de mi coraón, gracias por todo el apoyo, los amo infinitamente!

Namasté,

Saana