QiGong (Chi Kung) y Tai Chi

  • ¿Te gustaría reducir el dolor de espalda, cuello y hombros?
  • ¿Quieres balancear el movimiento de los fluidos internos de tu cuerpo?
  • ¿Te gustaría aumentar la capacidad de tu respiración?
  • ¿Quieres reducir el estrés?
  • ¿Te gustaría promover la relajación mental, emocional y espiritual?

El QiGong es una práctica de ejercicios que une el cuerpo, la mente y el espíritu; es una combinación de técnicas que con la fuerza y energía vital de tu cuerpo físico te ayuda a mejorar la salud y el bienestar.

El Tai Chi es una generación de energía interna y el control de ciertos movimientos, que requiere de atención plena, serenidad y relajación. El propósito es ayudar a cultivar la energía del cuerpo con el ritmo de la vida.

Qi, que se pronuncia “Chi”, significa aire, aliento y es la fuerza vital energética de nuestro ser; es la bioelectricidad que nos conecta con el Universo Infinito. Gong, que se pronuncia “Kung”, significa el esfuerzo o trabajo; es el compromiso que cada uno de nosotros como seres humanos le debemos poner a esta práctica, para que nuestras habilidades puedan mejorar con el tiempo dedicado, la repetición y la paciencia. Numerosos estudios han comprobado que cuando se desarrolla la práctica del QiGong, se ayuda a promover la auto sanación, a prevenir enfermedades y hasta aumentar la longevidad, regresando el cuerpo a un estado natural de armonía.

El Tai Chi, por medio de sus suaves movimientos, te da el regalo de mejorar los ligamentos de tu cuerpo, que son algo fundamental para evitar que tus órganos internos sean afectados por la misma fuerza de gravedad en tu anatomía, ayudándote a tonificar los músculos, y enviándole mensajes positivos a tus órganos internos; como el corazón, los pulmones, los riñones, el hígado, y el bazo, entre otros. A modo de ejemplo, el giro constante de la cintura y las extremidades genera una presión interna muy suave y saludable, que produce una compresión beneficiosa a tus órganos. Piensa lo importante que son tus órganos internos, tu cuerpo depende de ellos, y entre más fuertes los puedas tener, podrás vivir una vida más sana, cumpliendo tu propósito de vida con el balance de ser agradecido con tu cuerpo.

En conclusión, la práctica del QiGong y el Tai Chi, te aumentaran el equilibrio físico y mejoran tu circulación restableciendo las alineaciones biomecánicas de tu maravilloso cuerpo.

Agendar cita con Saana